contact us

All emails, letters, and questions here.

Depositar los correos, cartas y notas aquí.

           

123 Street Avenue, City Town, 99999

(123) 555-6789

email@address.com

 

You can set your address, phone number, email and site description in the settings tab.
Link to read me page with more information.

Nuestra última entrevista desde Uruguay!

NEWS

Praesent commodo cursus magna, vel scelerisque nisl consectetur et. Curabitur blandit tempus porttitor. Fusce dapibus, tellus ac cursus commodo, tortor mauris condimentum nibh, ut fermentum massa justo sit amet risus. Cras mattis consectetur purus sit amet fermentum. Cras mattis consectetur purus sit amet fermentum.

Nuestra última entrevista desde Uruguay!

Natalia Chinchilla

Cuando contar historias se vuelve un emprendimiento

Perspectivas sobre emprender en el mundo del cine latinoamericano

Todos los años, miles de películas de todos los tipos y tamaños son lanzadas. Ya pasó el tiempo en que las únicas producciones conocidas eran las de Hollywood. Con el avance de la tecnología, hoy todos podemos subir nuestras propias creaciones en la red. Otros factores también están contribuyendo a que más contadores de historias se animen a lanzar sus propias productoras. En esta nota queremos contar como el entusiasmo y la pasión de dos emprendimientos latinoamericanos están generando nuevas posibilidades para el cine en Colombia y Uruguay.

Chinchilla Films

Natalia Chinchilla es colombiana, emprendedora y artista. Estas tres características están combinadas en su productora cinematográfica, Chinchilla Films. Natalia empezó en el mundo del audiovisual como fotógrafa hace muchos años. Trabajó como periodista y reportera gráfica, pero siempre supo que quería hacer cine. “Antes decidí hacer un largo recorrido por el mundo de las artes. También fui bailarina, estudié algo de artes, entre otros”. Después de un período trabajando en EEUU, ella regresó a Colombia decidida a contar historias a través de películas. “Yo pienso que eso pasa por mi ADN. Tengo una cosa desde que nací de contar las historias de cosas que vi o viví”.

Videoclip Pensar y Pensar (Banda: Las Añez con Edson Velandia, Colombia, 2015)

Chinchilla Films ya lanzó videoclips, documentales y cortometrajes en EEUU y Colombia. Actualmente, su equipo se encuentra en plena grabación de una película sobre amor, desencuentros y la vida campesina de Colombia. “Este año lo hemos pasado viajando y hablando del proyecto a todo el mundo. Consiguiendo inversionistas. Hay que prepararse para hacer un pitch para convencer alguien”. Más de 80% del valor total de la película Aurorita de mis ojos, 160 millones de pesos colombianos, ya fue levantado por el equipo de Chinchilla Films. Natália explica que todo el proceso es una aventura que le apasiona: desde escribir un guión hasta contactar un inversor.

Saico Films

Otros apasionados del séptimo arte son los hermanos Rafael y Bernardo Antonaccio, fundadores de Saico Films. Estos uruguayos estudiaron comunicación especializada en audiovisual y al lado de amigos con intereses en común llevan a cabo hace seis años esta productora de cine. “Empezamos a agrupar trabajos bajo un mismo nombre. Hemos metido videoclips y cortometrajes que han recorrido festivales y premios internacionales”, cuenta Bernardo.

 

Así como Natalia, el equipo de Saico Films está realizando grabaciones a la fecha. Su película se llama En el Pozo y ha sido uno de los proyectos más rápidos y baratos que han realizado hasta hoy. “Fue la película que cuando la escribimos nos planteamos la consigna de hacerla con el máximo de 4 personajes, una sola locación y todos en período luz día justamente para que fuera realizable con nuestros propios medios”, comenta Rafael. Bernardo agrega que con este proyecto buscan generar una plataforma para que puedan dedicarse más a hacer cine. “Necesitas la antesala de tu primer película para salir a buscar financiación”.

¿Glamour?

Por detrás de todo el glamour que el cine aparenta, existe mucho trabajo duro y sudor. La financiación es la principal barrera a superar tanto para Natalia como para los hermanos Antonaccio. “El cine en Latinoamérica en general es muy difícil. Hay que ser muy obstinado y tener fe”, dice ella. Aunque haya más fondos y premiaciones que antes, aún es difícil convencer a alguien a invertir en una película. En Chinchilla Films buscan transmitir la pasión del proyecto y contagiar el potencial inversor con la trama. Sin embargo, siempre mantienen las expectativas bajas y son muy sinceros con la rentabilidad del proyecto y sus proyecciones.

Videoclip “Yo no sé” (Banda: The Books, New York, NY, 2014)

Por esta cuestión financiera, los equipos de Chinchilla Films y Saico Films normalmente tienen empleos paralelos y proyectos freelancer por una cuestión de sustentabilidad. Infelizmente, el cine aún no paga sus cuentas. “Como es tan difícil hacer cine, no se puede hacer mucho. Entonces la mayoría de los directores se dedica a hacer televisión o comerciales para vivir”, explica Natália. Sin embargo, Rafael comenta que mismo sin querer hacer publicidad para siempre, sabe que en este momento es importante dedicarse a estos proyectos también.

Te da entrenamiento técnico en distintos oficios, te genera aprendizajes diarios que en el cine no podrías tener porque en lo mejor de los casos haces una película el año. No es tanto como tener cuatro o cinco comerciales por mes.

Aprendizajes

“No tenemos la plata o la seguridad de armar nuestros proyectos como queríamos. Hay miles de detalles a sortear”, lamenta Bernardo. Así mismo, los hermanos garantizan que las dificultades también sirvieron de motor para desarrollar su capacidad creativa. “A veces las limitaciones terminan aportando soluciones mucho mejores”, comenta Rafael.

Grabación de “En el Pozo” (Diciembre de 2016).

Su principal recomendación para alcanzar buenos resultados en el sector es rodearse de las personas correctas. Un buen equipo tiene sinergia, se complementa y no se deja llevar por las dificultades. “Es como nadar contra la corriente. Pero si armas un equipo adecuado, se hace más fácil”, define él. Natália comparte de la creencia en la colaboración y en Colombia se está aliando a distintas productoras audiovisuales para potenciar el sector en el país. “Somos todas startups y queremos construir un banco de artistas y cineastas aquí en Colombia”.

Buenas ideas, mucha energía y manos para ejecutarlas son los ingredientes fundamentales para todo contador de historias, sobretodo en el cine. Así como Chinchilla Films y Saico Films, otros emprendimientos en el área audiovisual están luchando para crecer en Latinoamérica. Te dejamos aquí las experiencias de otras productoras y sus impresiones sobre este sector tan dinámico y desafiante.